20 de septiembre de 2020

Artículo: La desinformación y las fake news en tiempos de COVID-19


Artículo publicado en Diálogo Político: https://dialogopolitico.org/comunicacion/la-desinformacion-y-las-fake-news-en-tiempos-de-covid-19/

Este artículo resume el texto de nuestra directora, Elaine Ford, en el Libro "Entre información y conspiración. Comunicación digital en tiempos de crisis". 

----

En América Latina el 70% de la población no reconoce cuando una noticia es falsa y, peor aún, un 16% desconoce lo que esto significa.

Las noticias falsas o fake news tienen el propósito de difundir información que no es real pero es verosímil y creíble. Su intención es manipular las acciones y el pensamiento de los individuos, y generar una atmósfera de temor y pánico que bloquee el raciocinio y el juicio crítico. Los casos son muchísimos y cada vez más comunes, acordes a la era digital.

Frente al COVID-19, la desinformación y las fake news implican otro tipo de riesgos que socavan la integridad del individuo, la cohesión social y afectan las medidas de salud pública. Al recibir información que no es veraz, suele suceder lo siguiente:

se bloquea la capacidad de los individuos de tomar buenas decisiones;

se genera desconfianza sobre las medidas implementadas por las autoridades;

se cuestiona al gobierno, medios de comunicación e instancias oficiales;

se crea contradicción en la población porque no se sabe a quién creer;

se exacerba el pánico y, lo que es peor aún;

se pone en riesgo la salud y la seguridad de los individuos.

La desinformación solo obedece a intereses políticos o comerciales, pero por ningún motivo contribuye a aliviar la crisis sanitaria actual. Son las redes sociales su mejor canal de difusión, debido a sus propias características: i) capacidad de difusión, ii) rapidez, iii) largo alcance para llegar a miles de personas de manera simultánea, iv) en tiempo real y v) cero costo.

También hay que tener en cuenta que a veces el problema no es solo la abundancia de información; influye también quién comparte y difunde el contenido. Puede ser una tía, una amiga, un padre, un actor o personas influyentes. Esto puede ser decisivo para no desconfiar del contenido y caer en el juego con efecto dominó, por la manera en que este se desparrama y disemina.

Durante los meses del nuevo coronavirus han circulado en las redes diversos remedios caseros o naturales que se viralizan, sin ningún sustento médico. Lo mismo sucede con la información relacionada a las vacunas, las mascarillas o con el origen del virus y su propagación. También se difunden teorías de conspiración de diverso tipo e información en que se relaciona a la causa del COVID-19 con la tecnología 5G, con los migrantes, entre otros datos falsos que solo generan alarma, agresión y pánico.

Lo dramático de todo esto es que un estudio de Kaspersky de febrero de 2020 muestra que en América Latina el 70% de la población no reconoce cuándo una noticia es falsa y, peor aún, un 16% desconoce lo que esto significa. Además, una encuesta del Pew Research Center en Estados Unidos, de abril de 2020, encontró que la mitad de los encuestados decían que encontraban difícil distinguir entre lo que era falso y lo real. Estos datos son muy preocupantes, por el efecto nocivo que la desinformación y su viralización pueden ocasionar en el individuo y su entorno. Revela la necesidad de sensibilizar a la población sobre este asunto y actuar de manera coordinada entre los distintos actores que intervienen.

Las medidas para mitigar las fake news deben darse desde los distintos sectores, pues este es un tema complejo, donde todos los actores tienen un cierto grado de compromiso y responsabilidad. Las principales acciones deben tomarse desde cuatro frentes:

desde las corporaciones de tecnología

desde los gobiernos

desde el periodismo y los fact-checkers

desde la ciudadanía

Más sobre este tema puede leerse en el capítulo de la autora «La desinformación y las fake news en tiempos de Covid-19» en el libro "Entre información y conspiración. Comunicación digital en tiempos de crisis" (Fundación Konrad Adenauer, 2020), disponible aquí: https://bit.ly/2FwZatD

No hay comentarios:

Publicar un comentario