28 de febrero de 2012

VENEZUELA: Los desafíos del proceso electoral

Análisis

Por Elaine Ford


El proceso electoral que vive actualmente Venezuela es histórico. Histórico porque tenemos a un gobernante, el presidente Hugo Chávez Frías, quien lleva 13 años en el poder y quien intenta ganar las elecciones presidenciales por cuarta vez desde 1998 y, además, amenaza con quedarse hasta el 2031, a pesar de la enfermedad terminal que padece.

Histórico porque la oposición venezolana ha demostrado que por primera vez en todo este tiempo ha sido capaz de actuar coordinadamente, mediante la formación de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que reúne a una veintena de partidos. Y ha logrado, el 12 de febrero último, a través de elecciones primarias, elegir al candidato de oposición, Henrique Capriles Radonski, quien competirá con Chávez en las elecciones presidenciales del 7 de octubre próximo.

Los resultados electorales del pasado 12 de febrero superaron todas las expectativas más optimistas, pues participó casi el 16% del padrón electoral venezolano y se lograron registrar más de tres millones de votos, lo que refleja el inicio de un cambio en el escenario político de Venezuela.

Capriles un joven político de 39 años, con una trayectoria política de triunfos y actual gobernante del Estado de Miranda, tiene sin duda un gran desafío en los próximos siete meses y medio de campaña. Ha sido su discurso conciliador, moderado y dirigido a todo el país, lo que le ha permitido su reciente triunfo y lo que le podría favorecer en octubre próximo si logrará captar el apoyo del chavismo desilusionado, grupo denominado “Chaca-Chaca” que significa “Chávez con Capriles”.

Sin duda no será tarea fácil, pues hay muchos elementos con los que Henrique Capriles va a tener que lidiar, entre ellos:

- La popularidad de Chávez que hace unas semanas bordeaba el 64%. Y actualmente tiene intención de voto de alrededor del 50%.

- La disposición de Chávez del presupuesto público, así como el uso de los recursos del Estado, que le permitirán gastar más en programas sociales. Los venezolanos que reciben asistencia por parte del Estado alcanzan un total 8.5 millones de personas, de ellos cuatro millones son empleados públicos.

- El control de los medios de comunicación. Chávez interrumpe las señales para hacer uso de sus cadenas de radio y televisión por largas horas cuando él quiere, a través de su programa “Aló Presidente”.

- El control de los poderes del Estado y, especialmente, del Consejo Nacional Electoral.

- Como ha sido habitual, es probable que Capriles deba enfrentar también denuncias penales o cargos en su contra, así como difamación y desprestigio, considerando su corta edad, su estado civil que es soltero, su religión de origen judío y su clase social que es más acomodada.

- Otro reto de Capriles será disuadir a la población para que pierdan el miedo a votar. El hecho de usar el sistema de voto electrónico, genera desconfianza al que el voto no sea secreto.

- Y finalmente un gran desafío es mantener cohesionada a la Mesa de Unidad Democrática.

Sin embargo, del otro lado hoy tenemos a un presidente-candidato Hugo Chávez, enfermo y políticamente desgastado por la inseguridad e inflación que vive Venezuela. El cáncer que padece parece estar muy avanzado y ha requerido recientemente una segunda intervención en el mismo lugar donde se le había extirpado un tumor cancerígeno en junio del 2011. Es poca la información que se proporciona al respecto, pero incluso a través de los Wikileaks se menciona que es corta su expectativa de vida y se nombra al actual canciller, Nicolás Maduro, como su posible sucesor.

Ante ello, tenemos un escenario político complejo donde todo puede suceder. Desde el Gobierno venezolano se debe informar adecuadamente sobre el real estado de la enfermedad del presidente y no desinformar al respecto, porque son cada vez más los venezolanos que exigen un giro político en el país. Aunque lo cierto es que ante un político débil y enfermo en una contienda electoral, se abre camino al candidato único de la oposición, Henrique Capriles, quien representa la fuerza, el futuro y el cambio.


www.ddint.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada