10 de agosto de 2016

GOBERNANZA DE INTERNET Y LOS DERECHOS HUMANOS EN LA WEB

NOTA DE PRENSA
SEMINARIO INTERNACIONAL
GOBERNANZA DE INTERNET Y LOS DERECHOS HUMANOS EN LA WEB


El martes 23 de agosto se llevará a cabo el Seminario Internacional “Gobernanza de Internet y los derechos humanos en la weben el auditorio del Instituto Cultural Peruano Norteamericano (ICPNA) sede Lima (Jr. Cuzco 446, Lima), a partir de las 8:30 hasta las 13:00 horas. Este evento es organizado por Democracia & Desarrollo Internacional (D&D Internacional), en el marco del Programa sobre Democracia Digital con el gentil auspicio de diversas entidades.



El objetivo del Seminario Internacional es mostrar cómo la Gobernanza de Internet cada vez cobra mayor importancia en un mundo más conectado, en donde la participación de los multistakeholders es fundamental para establecer los siguientes pasos que dan forma a la evolución y utilización de Internet. En este contexto, el entorno democrático y el respeto a los derechos humanos cobran un rol de especial relevancia, considerando los diversos escenarios a nivel internacional donde se evidencian actos en desmedro de la libertad de expresión, la libertad de asociación, la privacidad, el acceso, entre otros derechos online. 

Participarán en calidad de expositores:

ü  Edison Lanza, Relator Especial para la Libertad de Expresión, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Organización de los Estados Americanos (OEA)
ü  Olga Cavalli, Miembro de Internet Society (ISOC) Board of Trustees y Directora de la Escuela del Sur de Gobernanza de Internet
ü  Magaly Robalino, Representante de UNESCO en el Perú
ü  Katitza Rodríguez, Directora de Derechos Internacionales de Electronic Frontier Foundation (EFF)
ü  Ana Neyra, Docente de Derecho Constitucional de la Universidad del Pacífico
ü  Erick Iriarte, Socio Iriarte & Asociados
ü  Miguel Morachimo, Director de la ONG Hiperderecho
ü  Elaine Ford, Directora de Democracia & Desarrollo Internacional (D&D Internacional)

El Programa Final puede apreciarse en el siguiente link: http://bit.ly/2aZSuBL

Se entregarán Certificados. Ingreso libre, previa inscripción al: info@ddint.org


SE RUEGA LA DIFUSIÓN Y SE INVITA A LA PRENSA A CUBRIR EL EVENTO

Fecha:                      Martes 23 de agosto de 2016
Hora:                        8:30 a 13:00 horas
Lugar:                      ICPNA, Auditorio (Jr. Cuzco 446 Lima)
Twitter:                 @ddintorg #DemocraciaDigital #GobInternet                        

3 de agosto de 2016

D&D Internacional lanza InnovApp

 NOTA DE PRENSA



Democracia & Desarrollo Internacional (D&D Internacional) lanza su nuevo Proyecto Innovación y Apertura en las Políticas Públicas (InnovAPP) que se desarrolla en el marco de su Programa sobre Democracia Digital, a fin de capacitar y sensibilizar a toda entidad pública nacional sobre la necesidad de renovar la manera de diseñar sus políticas públicas.

InnovApp nace en un contexto político de cambio en el Perú. El 28 de julio último asumió una nueva administración de Gobierno, así como un nuevo Congreso de la República. Por tanto, es imperativo trabajar de la mano con estos actores para la reformulación de sus políticas públicas con miras al Bicentenario (año 2021).

En la actualidad las grandes tendencias en el plano internacional están orientadas a construir administraciones públicas modernas, abiertas, transparentes y que fomenten la participación ciudadana a través de modelos de colaboración y cooperación en la co-creación de propuestas, planes, proyectos, toma de decisiones, entre otros.

En este sentido InnovApp surge debido a la necesidad de proveer en el Perú una importante cuota de innovación a las diversas entidades del Estado. Se considera que es momento de cambiar la manera de diseñar e implementar las políticas públicas nacionales, donde exista mayor interacción entre los diversos actores y la ciudadanía sea uno de los ejes centrales.

InnovApp se refiere justamente a lograr:

ü  Modernización: alcanzar mayor eficiencia en el sector público a través de Internet y del uso de la nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC’s).

ü  Gobierno Electrónico: impulsarlo de manera transversal a nivel nacional. Se considera necesario implementarlo de manera competitiva y mejorar el nivel de perfomance de acuerdo a los estándares internacionales.

ü  Acceso a Internet: reducir la brecha digital, lo que a su vez generará mayor inclusión y el surgimiento de nuevos emprendimientos locales, regionales o nacionales.

ü  Apertura: poner a disposición de la ciudadanía la información pública. Fomentar una política de datos abiertos.

ü  Acceso a la información pública: facilitar el acceso a la data pública de manera rápida y sin mayores obstáculos en las solicitudes.

ü  Transparencia: crear el clima de confianza idóneo para que surja una cultura de transparencia en las entidades estatales y en su relación con la ciudadanía.

ü  Rendición de cuentas: velar por la necesidad de rendir gastos y actos referidos a la función pública.

ü  Colaboración: tomar en cuenta a la ciudadanía y demás actores para la formulación y construcción de las políticas públicas, considerando los inputs y necesidades de la población. Para ello es importante crear mecanismos de participación y de consulta.

Estas acciones serán favorables no sólo en la manera de hacer política, sino generará la posibilidad de empoderar a los ciudadanos y legitimar a las autoridades. Estos últimos gozarán del respaldo de la población toda vez que logren generar empatía y sean capaces de implementar acertadamente los elementos expuestos. De esta manera, el sistema democrático en el Perú se verá robustecido.

A través de InnovApp se espera coadyuvar en las políticas públicas que se impulsen desde el ejecutivo, parlamento, administración de justicia, entidades del Estado, gobiernos locales y regionales, partidos políticos, entre otros.
Para mayor información o en caso tenga alguna consulta: info@ddint.org / 994143783.


          @ddintorg #InnovApp  #DemocraciaDigital



30 de julio de 2016

Ni un megabyte menos

Por Elaine Ford
Artículo publicado en Lucidez.pe
Lunes 25 de julio de 2016




Creo firmemente en la democracia y en la defensa de los derechos humanos. Hoy promuevo la democracia digital en el Perú y me lleno de entusiasmo al ver cómo a través de las redes sociales y diversas plataformas online se crean comunidades, fan pages, convocatorias a marchas o páginas de denuncia que logran movilizar a miles de ciudadanos. Plataformas digitales que canalizan el sentir de la ciudadanía en busca de un cambio en nuestra sociedad.   

Desde mi punto de vista, todo esto es muy alentador y fortalece los cimientos del sistema democrático. La participación ciudadana, la libertad de expresión y de asociación son pilares fundamentales de las sociedades modernas que apuestan por la democracia. Y no podemos negar que Internet nos está ofreciendo la posibilidad de reivindicar nuestros derechos y ejercerlos plenamente al tener un rol más activo y crítico como individuos conectados al mundo. 

La reciente página creada en Facebook, denominada “Ni una menos”, es una excelente muestra de lo que les trato de decir. Esta página fue creada en reacción al reciente fallo de la Corte de Justicia de Ayacucho que, resolvió después de un año, sentenciar a Adriano Pozo a un año de prisión suspendida. Pozo atacó a golpes a su ex pareja, Arlette Contreras, en un hotel en esa ciudad. Un vídeo del hotel dio muestra de la brutal agresión y, a pesar de la evidencia, Pozo no irá a la cárcel. Un hecho adicional agravante es que se habrían encontrado pruebas de un vínculo entre la presidenta de la Corte y la familia de Pozo.

La página en Facebook “Ni una menos” en tan sólo días ha logrado convocar a decenas de miles de mujeres dispuestas no sólo a marchar el 13 de agosto en protesta a este fallo, sino a dar su testimonio respecto a alguna experiencia de violencia o abuso sexual que hayan vivido. Una experiencia dolorosa que hayan llevado en su alma y en el amargo recuerdo. Y hoy esta página online las empuja a liberar su pena interior. Es la mejor muestra de solidaridad colectiva y además un mecanismo de protesta a tanta violencia, injusticia e impunidad que aún se vive en el Perú.

Y éste es el quid del asunto. Estamos avanzando en términos de lograr ciudadanos más empoderados, ciudadanos digitales que se han adaptado muy bien a las nuevas tecnologías y ejerciendo libremente sus derechos en un mundo globalizado. Y, del otro lado, tenemos un sistema judicial que no actúa en óptimas condiciones, donde la corrupción y todos los males imperan, que finalmente nos revela una incipiente calidad de la democracia y la desprotección de nuestros derechos. Y, por si fuera poco, todavía convivimos en una sociedad machista y rezagada en términos de libertades del hombre.

Esto sí es lamentable y es evidente que hay un desfase. Hay todavía mucho por cambiar, mucho por hacer y en donde todos los actores deben participar activamente. No queremos más casos de Arlette Contreras o Lady Guillén ni historias dolorosas que se repitan por jueces que no saben resolver y no ven la realidad con la imparcialidad y la objetividad de la ley.

Hoy nuestras voces pueden ser alzadas para mostrar al mundo los abusos, las arbitrariedades y luchar por nuestros derechos. El cambio está en nuestras manos y son las plataformas online nuestros mejores aliados.


14 de julio de 2016

Internet, la libertad de expresión y la censura

Por Elaine Ford
Artículo publicado en Lucidez.pe
12 de julio de 2016


La historia nos demuestra que uno de los derechos más vulnerados a lo largo del tiempo ha sido la libertad de expresión. Este ejercicio innato a todo ser humano, hoy presenta nuevas facetas y al mismo tiempo nuevos desafíos. Internet, la web 2.0 y las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC’s) han generado un cambio revolucionario en la manera cómo los individuos se informan, interactúan y se relacionan. Son, sin duda, un extraordinario canal de comunicación. Sin embargo, esta evolución también ha generado que surjan nuevos tipos de censura y formas de limitar este derecho, afectando así la libre circulación de contenidos.

La reciente resolución de la Dirección General de Protección de Datos Personales que impuso una multa a Google por negarse a retirar resultados de búsqueda de un ciudadano peruano despierta una primera alerta respecto a la vulneración de las libertades en la web. ¿Por qué? Porque en nuestra Constitución se consagra en el Artículo 2 que toda persona tienen derecho a las libertades de información. Esto significa a difundir, recibir y buscar cualquier tipo de ideas u opiniones, cualquier tipo de información. Al retirar el contenido (o desindexarlo), se está limitando el derecho de las personas a conocer esa información. Hoy es este caso, amparado en el Derecho al Olvido. Mañana no sabremos cuál o cuáles puedan ser las razones que den pie a esta nueva forma de censura y vulneración a nuestras libertades democráticas. Por tanto, este hecho es una alerta de gran relevancia y podría marcar un nefasto precedente contra la libertad de expresión y otros derechos en la web.

Guilherme Canela, alto funcionario de Unesco en la región, declaró hace poco en un foro internacional que los derechos offline hay que llevarlos al plano online. No hay nada más cierto. Al respecto la Guía de Derechos Humanos para Usuarios de Internet elaborada por el Consejo de Europa y basada en la Convención Europea de Derechos Humanos, sostiene que no se trata de nuevos derechos o libertades, sino se basa en estándares de derechos humanos ya existentes. Por eso la necesidad de que autoridades, funcionarios públicos, jueces y fiscales conozcan los alcances de la web y comprendan sus dimensiones, para saber cómo responder a los posibles esc
enarios que se podrían presentar, ponderando los derechos de la mejor manera con el afán de salvaguardar el bienestar colectivo.

La era digital actual está en persistente cambio, obligando a los diversos actores a actuar al mismo ritmo. Por supuesto, no todos se han adaptado con la misma facilidad. Estoy convencida de que son los ciudadanos los que mejor han respondido a este vertiginoso mundo online. Son ellos quienes permanentemente están recibiendo información. Y, no sólo eso, son más críticos, activos, con ganas de manifestarse, involucrarse y vigilar los actos públicos, lo cual a futuro puede generar también otro tipo de reacciones en desmedro al ejercicio de sus libertades.

Sólo para tener una idea, el Informe sobre Libertad en la Red 2015, elaborado por Freedom House en 65 países, nos demuestra que las principales causas de censura online son: las críticas a las autoridades, corrupción, oposición política, movilización de causas públicas, asuntos LGTBI, entre otros.

Por tanto, vayamos con cuidado. Restringir los derechos en la web no es la salida más saludable para la democracia moderna y la sociedad de la información y del conocimiento que deseamos construir.